Están relacionadas fundamentalmente a los pensamientos impregnados de emociones negativas que determinan diferentes modalidades de disturbios, desde los que alcanza la propia persona, causándole directamente sufrimientos, dolencias, hasta lo que van a comportamientos antisociales, delincuencia, agresividad, vicios y perversiones sexuales. Esta va de la mano con la constelación familiar, ya que en su sistema viaja grabado estas emociones, porque estas perturbaciones estan relacionas a acciones que ocurren en la propia vida o hechos de vidas pasadas , por lo que repercute en la vida actual como una «enfermedad Kármica».

El pensamiento , cualquiera que sea su naturaleza, es una energía, teniendo por consiguiente sus efectos. Sin pensamiento no hay elección, no hay visualización, no hay creación, ni hay proyectos plasmados sin antes hayan sido pensados. de ahí radica su fuerza. un pensamiento positivo es tan transformador y poderoso como un pensamiento negativo.

Bien, ahora preguntarán, que tiene que ver el pensamiento con las enfermedades del alma? .

El alma en el organismo humano es de constitución energética, de naturaleza divina y presenta la misma forma y dimensión del cuerpo humano el cual esta ligada a traves del periespiritu o cuerpo espiritual. interpenetra toda su estructura orgánica.

El cuerpo espiritual contiene el archivo de la memoria espiritual de existencias pasadas. El alma proyecta sobre el cuerpo físico las vibraciones de las acciones registradas en su «malla» espiritual o cuerpo espiritual. El Espíritu a su vez proyecta en el organismo en formación las impregnaciones kármicas registradas en el cuerpo espiritual, actuando como ente responsable de sus propios actos.

La educación espiritual sin dogmas religiosos, es lo que se hace con este tipo de terapias alternativas de sanacion, llevar al Ser a su Consciencia Espiritual, a su aceptación como ser multidimensional, que no solo es cuerpo y mente.

Cuando el alma es difigida a ayudar en la presente existencia, o despues de la misma en su regreso a su espiritualidad, entendiendo que su plan divino en este plano puede experimentar sus propias faltas y gozo.

El Alma puede interferir en el infividuo para que tenga una existencia saludable, alegre y feliz. Armonica, practicando acciones positivas, aunque puede enfrentarse sin duda a dificultades personales, familiares, sociales o bien kármaticas.

Recuerden que el Karma, son lecciones de aprendizaje, no es castigo, como muchos lo han interpretado de esta forma.

Bienvenidos y bienvenidas a esta excelente sanación de tu alma, con la Terapia de Enfermedades del Alma.

Créditos: Allan Kardec, «El Evangelio según el Espiritismo»